Meditación de la Misión de Vida

Celebro con mucha alegría el éxito que ha tenido esta meditación que grabé y publiqué hace dos meses en mi canal de Soundcloud. Para el momento en que escribo esto, supera las 750 reproducciones. He recibido comentarios y testimonios muy agradables de quienes la han realizado en latitudes tan distantes como Brasil, Uruguay, México, Colombia, España, y claro, diversas ciudades de Venezuela.

¿Vives lo que realmente quieres en tu vida? ¿Dices lo que piensas? ¿Haces lo que sientes? ¿Lo que creas en tu vida está en concordancia con todo lo demás? Te invito a que la experimentes. Haz esta meditación de pie. Muévete como lo indico. Sentirás cosas muy interesantes que te ayudarán a experimentar el Eje de la Coherencia y quizá, recuerdes el propósito de tu vida.

Este es el texto que acompaña la publicación en Soundcloud:

El #EjedelaCoherencia es el centro resonador desde el cual creamos nuestra realidad. Pensamiento consciente e inconsciente (principio eléctrico) y magnetismo (principio magnético) que alimenta el campo electromagnético toroidal en el que proyectamos las imágenes que luego conformarán nuestro mundo manifestado. Si estamos incoherentes, generamos derivaciones cuánticas y sembramos potenciales de caos, escasez, enfermedad, que nos alejan de la felicidad y libertad plena. En cada centro del cuerpo: Físico, sexual creativo, emocional y mental, vamos percibiendo y procesando energía. Si no hay coherencia entre lo que decimos y hacemos, o entre lo que sentimos y pensamos, o entre nuestra intención y lo que creamos, generamos incoherencia y realidades distorsionadas ¿En dónde queda nuestra Misión de Vida en este Eje de la Coherencia que crea la realidad? Te invito a realizar esta meditación y a comentarme tus vivencias.

Primera clave – Asumir que somos dobles

Las leyes Universales siempre se cumplen. Esto es un hecho ¿Qué es un milagro? ¿Qué es la magia? ¿Qué es la brujería? Posiblemente en estos casos estamos frente a manifestaciones fenomenológicas de una Ley Universal que aún no se ha descrito o se desconoce. Otra ciencia. Es una premisa fundamental del Derecho que el desconocimiento de la ley no excusa a nadie de su incumplimiento. Lo mismo sucede con las leyes universales de la física. Así de sensato es el ordenamiento cósmico.

Los objetos se caen al piso mucho antes de que Isaac Newton calculara y formulara la Ley de Gravitación Universal. Lo mismo sucede con la Ley del Desdoblamiento del Tiempo del físico francés Jean Pierre Garnier Malet. Es decir, algo sucede, aunque no sepamos de qué se trata. Explica Garnier Malet que somos dobles. Indistintamente de que seamos conscientes de ello o no, esto es así.

En el camino de la evolución humana, los cambios de paradigma nos llevan a poner lentes angulares para que quepan más cosas en el cuadro. Ampliar la mirada. Albert Einstein dijo una vez que “el viejo (refiriéndose a Dios) no juega a los dados con el Universo”. Realmente él criticaba a una física cuántica que estaba todavía en pañales. Con el tiempo se demostró que el físico alemán que formuló la Teoría de la Relatividad estaba equivocado; tenía que ampliar su mirada, porque la realidad resultó parecer más un centro de apuestas con muchas cartas bajo la manga. Un misterio.

¿Azar o burocracia cósmica? ¿Dios o Ciencia?

Fritjof Capra, científico e investigador austríaco, profundizó con su obra El Tao de la Física en esa frontera borrosa en la que la ciencia se desdibuja con los caminos espirituales orientales como el taoísmo, el budismo y el hinduismo. Viniendo de un linaje quizá igual de ancestral, el chamán tolteca Don Juan serviría de mentor al antropólogo Carlos Castaneda para brindarle una serie de experiencias que desmontarían su estructura lógica racional para permitirle una percepción del Universo infinitamente más amplia. Aquella sustentada por la academia y la ciencia se caía para darle paso a una nueva, distinta, mágica, totalmente pragmática y real. Él también abordó la realidad desde una perspectiva metafísica, más allá de lo palpable.

El chamán le habló de ese doble. Le dijo que todos tenemos un doble y que sólo debíamos alimentarlo, que el trabajo de todo hombre de conocimiento consistía en hacerse consciente en ese doble para alcanzar la libertad y la totalidad, y le enseñó técnicas para lograrlo.

Yo descubrí la existencia del doble en el camino tolteca, pero luego confirmé que otros antiguos conocimientos místicos conocían de su existencia: Egipcios, hinduistas, budistas, taoístas, andinos, cabalistas y hasta cristianos. El gran aporte de Jean Pierre Garnier ha sido darle un lenguaje científico válido y útil a viejas experiencias, para traer a la contemporaneidad ese infinito potencial, sin los velos del ocultismo. Su investigación está avalada por importantes revistas científicas internacionales, y ha sido fundamental para calcular descubrimientos en astrofísica. Garnier Malet sostiene que si todo en el Universo es doble —planetas, estrellas, galaxias, etc.— nosotros también somos dobles. Que el tiempo también se ha desdoblado y que estamos viviendo un momento cósmico en el que confluye nuevamente, brindándonos entendimiento a través aperturas temporales. Es decir, podemos contactar a nuestro doble.

No importa que ese otro yo viva en otras dimensiones o líneas temporales. Existe y podemos alinear nuestra intención, nuestros proyectos, nuestras necesidades y sueños para crear esa realidad. Todo esto es posible porque respondemos a una naturaleza molecular y bioquímica, y al mismo tiempo a una naturaleza ondulatoria y energética atemporal. Esto es magia, pero al mismo tiempo es ciencia.

Esta es la primera clave de esta serie que estoy escribiendo para crear magia en nuestra vida: Asumir que somos dobles.

Si nosotros asumimos esta realidad física, más allá de cualquier creencia religiosa o metafísica, sólo nos resta preguntarnos ¿Cómo puedo obtener beneficios de mi doble? ¿Trabajar con él? ¿Cómo se hace eso? ¿Puedo hacerme consciente y sacar beneficio del desdoblamiento del tiempo?

Lo primero es ampliar la mirada para darnos cuenta que ya se ha manifestado antes en nuestra vida. De hecho, siempre lo hace. Le hemos llamado casualidad, sincronía, suerte (buena, o para otros, mala, y con habitual frecuencia). Otras veces, en los sueños, vemos cosas que luego suceden o nos explican situaciones. Para la mayoría de las personas, nos quedamos repitiendo patrones de vida, las mismas vivencias en ámbitos como pareja, salud, dinero, relaciones sociales. Pareciera que existe un guión en el que nos cambian a los personajes, pero todo se repite igual. Todo esto, de una u otra forma, son manifestaciones de esa parte de nuestro ser que no se encuentra en nuestra línea de tiempo lineal, si no que está más allá, y termina cumpliendo una receta que previamente le hemos dado y luego olvidamos.

Cuando asumimos que somos dobles y confirmamos esta dinámica, nuestra mirada cambia, se amplía, y nos convertimos en auditores de esos patrones, para descubrir el origen, ese punto en el que se sembró la semilla de esa realidad. Enviamos a nuestro doble a modificar ese pasado y esto nos permite crear un nuevo futuro.

¿Cómo hacerlo? Hay mil formas, técnicas, unas más “ritualistas” y otras más “terapéuticas” todas con basamento científico.

Por ahora, sólo asumir que somos dobles es un gran avance. Esa es la clave. Por lo menos, la primera clave. Luego, que él te indique por dónde seguir caminando ;)

¡Hazme tus comentarios y hagamos esto un diálogo!

La magia existe

En mi entrada anterior hice un breve comentario sobre las consecuencias negativas que nos puede traer la incoherencia en nuestras vidas ¿De qué se trata esto ser coherente? Sencillo de describir, no tanto así de lograrlo: Se trata de estar en armonía absoluta con lo que hacemos, sentimos, hablamos, pensamos (consciente e inconscientemente), así como con lo que intuimos hemos venido a cumplir a esta vida. Cualquier desalineación en algún punto de este eje, nos lleva a generar derivaciones cuánticas, es decir, potenciales de realidad caótica y distorsionada: Enfermedades, problemas, fracasos, pérdidas, la llamada “mala suerte” y más.

Cuando intentamos mejorar algo en nuestra vida, hacer algo nuevo, hay una fuerza que nos lleva atrás nuevamente, a lo conocido, y no nos deja salir de allí. Las cosas salen mal. Esos patrones son indicadores de nuestra incoherencia.

Muchas escuelas de conocimiento, tanto antiguas como modernas, defienden el importante trabajo interno que debemos hacer para conocernos bien y descubrir la propia coherencia. Con distintos lenguajes y códigos, y desde distintas culturas y orígenes, explican que esa es la raíz de nuestra experiencia de vida, de lo que vivimos, porque somos creadores de la realidad.

Si, de todo, absolutamente todo lo que nos pasa.

Estoy seguro que seguiré dando vueltas en torno a ese concepto más adelante porque sé que requiere ser masticado.

Pero, por otro lado, en mi entrada anterior, y aunque el título anunciaba un viaje en su compañía (porque versaba sobre la coherencia “y la magia”), no quedó muy claro ese otro asunto.

¿De qué magia estamos hablando? ¿Se puede decir responsablemente que la magia existe? ¿En Venezuela? ¿Existe?

Vamos por partes.  Hay varias ideas asociadas al concepto de magia: Brujería, ilusión, hechicería, prestidigitación, santería, espiritismo, encantamientos, hechizos, maleficios, fantasía y más. Siendo Venezuela un país latinoamericano, relativamente joven (en plena adolescencia se podría decir), además mestizo (muy mestizo) y como buen sancocho, con un poco de todo; ubicado geográficamente como para servir de encrucijada para muchas cosas, pues, no es de extrañar que cualquier imagen nos venga a la mente con esa palabra.

Cuando comencé a realizar mi serie de retratos fotográficos a videntes, sanadores, canalizadores, brujos, yoguis, terapeutas, psíquicos y más, una de mis premisas era que esas personas experimentaran sus vidas multidimensionalmente. No me importaba el camino, la religión, la escuela de conocimiento. Pero ellos debían ser testigos de que la conciencia y la realidad no puede sólo limitarse a lo físico y conocido por la mayoría de las personas, sino que además, podía ir mucho más allá. Yo debía sentir, recibir las señales, tener suficientes indicios de su “magia”. Sin saberlo, estaba buscando una comprobación de mi manera de ver el Universo, una prueba contundente de la existencia de esa red infinita de patrones que conforman la existencia en orden perfecto de tiempo y espacio; los poderes dormidos del ser humano que hemos venido despertando y de los que he sido testigo; la belleza de la vida en todas sus manifestaciones, desde el macrocosmos hasta el mundo subatómico y más allá. En mi realidad, existían ya algunas de estas personas y mundos. Yo sería un conector, alguien que vería los patrones y los experimentaría junto a ellos. Aunque, todavía, creía que en Venezuela no pasaba nada, y que debía irme a India o al Tíbet para vivir algo verdadero. Estaba muy equivocado.

Siempre me interesaron los misterios del mundo. Para mi, Shamballa, Agartha, Mu, Atlántida y Lemuria, sus secretos ancestrales y los preceptos de la física cuántica están muy cerca. Aún hoy, la ciencia ficción es central en mis referentes, pudiendo fácilmente unir el Popul Vuh con la biblia, la saga de Star Wars, Matrix y El Señor de los Anillos; los vedas, los códices mayas y las tablas sumerias. Puedo ver hilos que conectan la evolución del ADN humano con las investigaciones sobre el mundo antiguo egipcio, maya, andino, sumerio o en otros planetas. Por eso me engancharon autores como Julio Verne, Isaac Asimov, J.J. Benítez Erick Von Daniken, Carlos Castaneda o más recientemente, Zecharia Sitchin o Drúnvalo Melchizedek.

La magia de la que hablaremos aterriza en Venezuela. Comenzó acá y conecta muchos de estos mundos. La magia de la que hablaremos está dormida y espera ser despertada, porque del caos siempre nace el orden. Las claves que hemos venido viviendo en los talleres y retiros Caminos Cuánticos y las terapias y asesorías que yo realizo personalmente, están transformando vidas porque estamos caminando hacia una coherencia del ser, para crear realidades sanas, prósperas, felices, abundantes, amorosas, armoniosas y pacíficas. Aprendemos así a utilizar las leyes universales para crear la realidad que queremos.

Quizá tú eres de los que cree que esto es imposible en nuestro país en este momento, pero te invito a seguir este viaje. Quizá ya estás caminando hacia tu libertad interior, permitiéndote algo distinto, y estás convirtiendo tu realidad en lo que quieres y sueñas para ti y tu familia. Eso es magia ¿Por qué no hacer magia si todos tenemos ese potencial dentro de nosotros?

¿Quieres saber si tú tienes el potencial? Ok. Si tomas un objeto en tu mano, como tu celular, y lo sueltas ¿Se caerá al piso? ¡No lo hagas! Bien sabes que se caerá. No necesitas ser físico para saberlo. Bueno, eso es debido a una ley universal llamada Ley de la Gravedad. Quizá la sabías, o quizá no conocías el término que la describe. Eso no importa. Existe otra ley, igual de universal y de científica llamada Ley del Desdoblamiento del Tiempo. La conozcas o no, esa ley dice que tú eres un ser doble que tiene la capacidad de ser consciente en distintos tiempos y espacios, sólo que (quizá) no sabes cómo hacerlo conscientemente. Vives en dimensiones menos sutiles que ésta, y puedes viajar en el tiempo. De hecho, puedes sanarte de enfermedades, puedes transformar tu cuerpo, conectarte telepáticamente con otras personas, puedes ir a otros espacios sin tu cuerpo físico y ser visto por otros.

Wao ¿Todo esto es posible? quizá te preguntes. ¿Se puede aprender? ¿Para qué es útil esta “magia”?

Sigamos caminando juntos.

Un nuevo viaje: La coherencia y la magia

Comenzamos a hacer afirmaciones y visualizaciones, meditaciones por la paz, el amor y la prosperidad. Cumplimos con lo que dijo el psicólogo, el horóscopo y el brujo, con aquellos rituales de luna y de sol, y con los preceptos de los libros de autoayuda. Seguimos al pie de la letra las recetas de papá, de mamá y de abuelos.

De pronto, nuestra realidad se hace más hostil. Todo empeora. Todo se tranca. Nada fluye. No podemos dejar de sentirnos con rabia y con frustración. “¿Para qué hago todo esto? ¿Para qué pierdo el tiempo con estupideces?”

¿Qué es lo que está pasando realmente? ¿Por qué sucede lo contrario de lo que queremos si nos han convencido de que somos creadores de la realidad? ¿Por qué otros lo logran y nosotros no?

Derivaciones cuánticas.

En este punto comienza un viaje hacia la coherencia y la magia ¿Te interesa continuar?

Nosotros creamos realidades caóticas y enfermas sin saberlo. Debemos identificar la raíz de la incoherencia para poder evitar crear derivaciones cuánticas, semillas de manifestación distorsionada. Hay incongruencia en algún nivel de la cadena de creación de realidad. Esta incongruencia a veces se manifiesta como disonancia cognitiva, otras como verdadero sufrimiento y frustración; miedo, tristeza, soledad y rabia; otras como enfermedad o carencia económica; pero siempre son creadas por derivaciones cuánticas producto de nuestra incoherencia.

Esa cadena, podría describirse, de abajo hacia arriba, en cinco estadíos. En primer lugar está lo que hacemos y tenemos, los recursos que disponemos y el espacio en que nos desenvolvemos. En segundo lugar está lo que sentimos, el conjunto de emociones, sensaciones o intuiciones del corazón. En tercer lugar está lo que hablamos, todo lo que decimos y la forma en que nos expresamos. En cuarto lugar está lo que pensamos, los casi 80 mil pensamientos inconscientes que tenemos en un día, junto al maremágnum de sueños durante la noche. A este nivel mental hay que sumar las creencias desconocidas que heredamos del árbol genealógico a través del campo cuántico familiar y su cultura silenciosa: Secretos, costumbres, juicios, lealtades y más, también influenciado por el inconsciente cultural, por supuesto. Un verdadero infinito. Y en quinto lugar está la misión, ese plan trazado como objetivo primordial y que acordó nuestra alma antes de nacer. La razón de existir en esta dimensión. Es el programa o plan de vida llamado por algunos Contrato Sagrado, ubicado en el Wiracocha o chakra 8, según el camino de conocimiento que le nombre.

Cuando comenzamos a hacer cambios en la vida, quizá porque aspiramos a algo mejor o porque nos cansamos de lo que estamos experimentando, se mueve una trama multidimensional que busca sacudir las limitaciones y bloqueos en esta cadena. Lógicamente, empiezan a moverse los monstruos, las sombras, los restos de energía y las historias inconclusas que nos dan forma ¿Qué estoy generando en mi y en mi sistema? ¿Qué debo hacer consciente en mi historia para poder avanzar y progresar? ¿Cuál es el aprendizaje?

Ha comenzado un viaje. Se ha destapado la olla. El caos y la incomodidad es la nueva norma. La imagen: Frodo con el anillo en la mano, y un inmenso paisaje de penurias y avatares por delante, con apenas la promesa de una posibilidad de realización del ser en el inmenso pajar del desastre.

Este viaje nos llevará del caos a la magia. En las próximas entregas, estaré publicando las “Claves para Crear Magia en tu Vida: Cuentos de Dobles y de Sombras”.

¿Por qué “Dobles y Sombras”?  

Soy periodista y fotógrafo. En el 2012 expuse en el Museo Carmelo Fernández de Yaracuy el resultado de una investigación artística que cambió mi vida, una serie de retratos fotográficos a videntes, sanadores, canalizadores, brujos, yoguis y terapeutas que vivían sus vidas en varias dimensiones, conocían varias realidades más allá de lo físico. Comencé a ofrecer talleres vivenciales sobre el doble cuántico que todos tenemos y no solemos conocer, y más recientemente, sobre nuestra sombra, ese lado oscuro que también tenemos y negamos. Luego, me convertí en terapeuta de constelaciones familiares, renacimiento, regresiones, metagenealogía, psicomagia y más. Consulto el oráculo del I Ching y otras herramientas en mis terapias y asesorías personales. Ese viaje de transformación que unió ciencia, espiritualidad, arte y periodismo, me dejó una vivencia y una experiencia que quiero compartir para que otras personas también se hagan conscientes del poder de creación de realidad, de magia y de vida que podemos alcanzar desde la coherencia y más allá de cualquier circunstancia exterior.

¿Me acompañas?

 

Leonardo Azarak

www.caminoscuanticos.com

IG @caminoscuanticos / @leoazarak

Tw @caminocuantico / @leoazarak

Fanpage FB Caminos Cuánticos

Las galletas de la Pitonisa

Amparo Bretaña (2012)
Amparo Bretaña (2012)

Amparo Bretaña (2012)

 

“Cuéntame ¿Cómo te ha ido?”

Así comienza Amparo su terapia. Solemos hablar de todo, literalmente. Aunque sólo estamos ella y yo en su consultorio, a medida que la conversación avanza van interviniendo guías de otras dimensiones para dejar algunos mensajes importantes, aclarando la razón de las vivencias o afinando los detalles del aprendizaje. Luego de profundizar en las implicaciones emocionales, psicológicas y energéticas de lo que he estado viviendo, me pide que me acueste en la camilla.

Me quito los zapatos, recuesto mi cabeza y ella rocía un spray sobre mis pies. “Es para el camino de vida”, dice mientras los masajea. Me emociono un poco. Coloca una venda en los ojos y sobre ella una almohadilla un poco más pesada con granitos de algo para evitar que entre luz. Una fragancia de clavito, guayabita, romero o qué sé yo, me invita a prestarle atención a la calma y al instante. Me emociono más. Coloca gotas de esencias florales debajo de mi lengua y me pide que respire lentamente. Va relajando con su inducción cada parte de mi cuerpo y en esa misma medida voy despegando. Va iniciando mi viaje en el tiempo y en las dimensiones.

Varias veces he sellado ese pasaporte gracias a su amor y su guía. Sin ella, yo no hubiera entendido nada. No estuviera escribiendo esto ni hubiera hecho estas imágenes. Menos aún dictara yo taller alguno. Simplemente, no hubiera podido ser capaz de entender. Ella caminó conmigo las sendas de la pura energía y entrelazó esos mundos con este de naturaleza material para darle sentido a todo. Supo comprender mi locura, mis miserias, mis temores, mis debilidades, mis frustraciones y mi ego, dándole forma a la mejor versión de mi. Ella cambió mi historia personal y me dio un lápiz y un papel para que siguiera escribiéndola a diario y conscientemente.

Antes de Amparo, en mi mundo de espagueti coexistían egipcios y extraterrestres con Jesús y el chamán Don Juan; niños índigo, canalizadores de muertos, brujos y científicos cuánticos; periodistas, diseñadores, fotógrafos y mercadólogos; ángeles, yoguis, cabalistas, historiadores, atlantes, religiosos, sabios, místicos, tarotistas y taoístas, sin mucho asidero, pero allí estaban, como en el foyer de un teatro esperando la función. Hoy, gracias a ella, la obra va en pleno. No sólo el asidero se ha establecido con fuerte raíz, sino que se ha ampliado la comprensión intelectual más allá de la lógica racional, creando hipervínculos infinitos en el todo. Además, pude conectar con mi intuición.

Mi amor y mi agradecimiento es y será infinito por esta gran maestra, aunque sea capaz de lanzarme lo que tenga en la mano si escucha que le llamo de esta forma. Ella prefiere el término “guía” y explica que los maestros encarnados no existen, que los maestros están allá arriba.

Amparo Bretaña es terapeuta, vidente, canalizadora y experta en regresiones. Se formó con Brian Weiss, el escritor de “Muchas vidas, muchos sabios” y luego trabajó con él en Miami. También estudió con Pedro López Clemente el creador de los sistemas de aromaterapia Las Flores del Alba, Las Damas Áureas y las Rosas de Percival. Estudió además con la gente de Drúnvalo Melchizedek en México y formó parte del equipo de la Enseñanza de María en Caracas. Esta fue una experiencia de canalización muy importante en la cual el espíritu de quien hace dos mil años fue madre de Jesús de Nazareth transmitió una serie de conocimientos espirituales a un grupo de personas para que fuera grabado, organizado y distribuido en libros, talleres, conferencias y más. Así lo ha cumplido por casi 30 años, siendo Amparo una de las multiplicadoras que se mantienen aún brindando esa fundamental información.

Muchas veces he comentado en mis talleres que ella es la Pitonisa. Que todas las personas que se acercan al despertar de conciencia o que ya han sido desconectados de la Matrix, deberían ir a conocerla como lo hizo Neo con Morfeo. La metáfora va más allá de la mera guiatura de elegidos o despertantes. Esa escena en que la dama hornea galletas y que luego le da al todavía dudoso Mr. Anderson la describe a la perfección, porque su cocina es fantástica y también te hace sentir mejor.

Las regresiones que realiza son impresionantes, ya que por ser vidente, puede ver lo que estás reviviendo de esa vida pasada. Algunas veces, esa es la única forma de entender la misión de vida, internalizando las vueltas de vidas anteriores, los asuntos pendientes, y asumiendo el propio camino en las condiciones actuales hacia la felicidad.

Ella nos llevó a mi esposa Patricia y a mi a Agua Clara, cerca de Urumaco, en Coro, y vivimos intensamente en pocos días un verdadero viaje de poder en el que hubo profunda sanación y transformación: Aguas termales, minas de cuarzo, avistamientos ovni, meditación, rituales mágicos, amistades que resultaron ser reencuentros de otras vidas en esos ríos y paisajes que parecen de otro planeta.

Muchas, muchas, muchas historias multidimensionales conectan con Amparo como un gran nodo de una Internet cósmica. Son infinitos relatos de poder, cuentos sin final, líneas de tiempo que de vida en vida van tejiendo camino, trama y urdimbre.

 

Texto e imagen: Leonardo Azarak

___

En este retrato hay una sola persona. No, no estás viendo doble ni son morochos. Si quieres conocer más acerca de esta obra fotográfica o del concepto de dobles, haz click, respectivamente.

Esta publicación es la sexta entrega de un proyecto que estoy llevando a cabo durante todo el 2016. La idea es publicar una semblanza semanal conformada por un retrato y un texto. El proyecto #MultidimensionalidadVenezolanaUnRetratoALaSemana pretende brindar una mirada llana sobre personas cuya realidad trasciende las fronteras de la materia y se hace mágica. Existen patrones comunes en una miríada de experiencias aparentemente disconexas, personas que no se conocen, pero que en verdad están profundamente vinculadas más allá de lo personal.

Quizá te interese saber más acerca de los talleres vivenciales  #CaminosCuánticos: “Activando tu Doble Energético”, que vengo realizando a lo largo del 2014, 2015 y 2016. Aquí puedes tener la experiencia de sanación y toma de conciencia necesaria para reconocer y comunicarte con ese doble cuántico que tú también tienes. Hemos estado compartiendo un montón de conocimiento vivencial a través de terapias, técnicas y ejercicios, gracias a lo vivido con esta obra fotográfica.

Déjame tu comentario en el blog. De verdad, me encantaría saber tu opinión. Puedes compartir o repostear citando la fuente.

Gracias de antemano.

 

Sanadora y maestra: Dos seres, un cuerpo

Kaina Santiago y Kashira (2012)
Kaina Santiago y Kashira (2012)

Kaina Santiago y Kashira (2012)

Kaina Santiago es la sanadora. Se cubre la cabeza con una tela morada. Dispone cerca de ella un vaso de agua para cuando regrese. Se persigna, entregándose a Dios Todopoderoso, y luego invoca a varios maestros. Solicita que la Maestra Kashira entre en su espacio. Al cabo de unos minutos se ha ido y es Kashira quien lo habita. Emite varios chasquidos guturales y hace mudras con sus manos, como ajustándose en el cuerpo. Pide que le abran sus ojitos. Sonríe y saluda: “Buena luna”.

Así comienza el viaje en la nave de la India, como ella se refiere a sí misma y a su experiencia. Y así mismo se siente: Como un viaje energético, la alineación con un cuerpo de luz interdimensional muy potente. Se trata de una maestra espiritual que viene de la dimensión 33ava y se encuentra cumpliendo una misión importante en el planeta. Juntas, Kaina y Kashira, sanadora y maestra, han cumplido muchas tareas para la elevación de la frecuencia planetaria y el despertar de la conciencia en Venezuela, Perú, México, España y Argentina. Su enseñanza es fundamental en los tiempos que vivimos.

“¿Por qué la raza humana?” Pregunta Kashira. “¿Por qué el sol, la luna? ¿Por qué los colores?”. Mi pequeña mente suele sentirse atrapada. Casi nunca sé hacia dónde va con sus preguntas.

“¿Qué sucedería si el padre sol se fuera a otro planeta? Existen muchos planetas, no sólo éste. Aquí, el padre sol se deja ver, se deja sentir. Ustedes, como raza humana, tienen ese gran poder, esa energía directa. Nosotros somos de otra raza. Estamos en otra dimensión. Cuando lo necesitamos, tenemos que invocarlo. Si él considera que merecemos su presencia, él se nos muestra”. La Maestra Kashira insiste en que tenemos que aprender a relacionarnos con el sol. Nos invita a que sintamos su amor y agradezcamos siempre su presencia. “Acá ustedes lo tienen y lo ignoran.”

Ella cuenta que vivió encarnada en la tierra en los tiempos de la Atlántida. El hecho de que ese continente haya desaparecido, no quiere decir que no exista su raza, aclara. La raza atlante vive en otra dimensión, con sabiduría. “¿Qué sucedió? Nosotros pasamos a dimensiones, cuerpos energéticos, cuerpos internos, cuerpos de luz, sólo que la materia también pasó. El atlante estaba trabajando con el Universo, la manera de trabajar con el Universo es a través del color y a través de los sonidos, a través de Padre Sol y de Madre Luna.”

La humanidad actualmente valora más lo material, más lo de afuera que lo de adentro. Aunque tenemos libre albedrío, lo usamos para ir en contra de nosotros mismos, del templo que es nuestro cuerpo. Si supiéramos cómo amarlo, no existirían las enfermedades y el planeta entero no estuviera en la situación actual. El materialismo hizo que la tierra colapsara en otras oportunidades y lo está haciendo nuevamente. Kashira intenta evitarlo con su misión.

Primero debemos reconectarnos con la energía solar. “El nuevo sol no les pertenece a ustedes. Ya este material físico no aguanta esa energía de ese Padre acá”, dice señalando primero a nuestro cuerpo y luego al cielo. “¿Qué es lo que se está necesitando? Que la raza humana comience a curarse a través del Padre Sol y del color.” Kashira nos sugiere recibir conscientemente esos nuevos códigos de luz bebiendo agua solarizada y exponiéndonos conscientemente a los rayos de sol unos minutos al amanecer y otros minutos al atardecer. Eso ayuda a que nuestro cuerpo resista las energías solares y lunares y se adapte a los nuevos tiempos. Los niños, dice ella, ya vienen adaptados a la nueva frecuencia del sol. Por eso la gran diferencia entre ellos y nosotros.

En su filosofía, los defectos humanos son maestros que nos enseñan lo que debemos cambiar. Pertenecen sólo a la vida encarnada en este planeta. La mentira, la avaricia, el odio, el ego, los celos, el miedo, más allá de ser rechazados u ocultados, deben ser reconocidos y honrados como guías, con humildad, ya que son referencias o señales en el camino humano de purificación de las almas. Al integrarlos, dejan de dirigir nuestra vida, y no interfieren más en la comunicación con el maestro interno.

“Ahora, ¿Por qué el Maestro del Color? Él necesita urgentemente que ustedes en la tierra lo invoquen, porque ustedes perdieron la capa de ozono completamente ¿Lo han entendido? El Maestro del Color transmutará ese rayo, esa energía del Padre.” Trabajando con los colores, dice la India, la luz solar nos sanará, nos armonizará, activará códigos nuevos en nuestro ADN. Es importante hacer esto, además, para evitar que nos afecten negativamente los cambios atmosféricos, las tormentas solares, la nueva realidad geomagnética y más. Esa es una importante enseñanza atlante en este momento histórico.

Kashira hace un triángulo con sus manos, y nos muestra la importancia de la unidad en nuestro corazón. A través de la meditación, nos invita a que conectemos con las energías masculina y femenina, del padre sol y de la madre tierra, y a vivir con ese amor consciente de ser hijos de la creación. Desde allí, se logra la transmutación, la sanación del cuerpo físico. Toda enfermedad son situaciones emocionales, dice. Trabajando con  la luz del sol, la energía de la luna y de la madre tierra, a través de los colores, armonizándonos con el Padre Universal y la Madre Universal, estamos sanando a nuestros padre y madre físicos a través de nosotros, curando cualquier enfermedad.

Luego de varias horas de enseñanza sobre éste y otra infinidad de temas, la maestra se despide. Un amor profundo, antiguo, que atraviesa muchas dimensiones y tiempos, aromatiza el ambiente. Como una madre, nos cubre con una manta de alegría y misterio. No hay diferencias entre individuo, emociones, objetos y paisaje, porque toda la conciencia se ha fundido en una altísima vibración. Kashira bendice al Iluminado, a Dios, y recuerda que ella no es nada sin él. Pide bendiciones para los hijos de Kaina, su prenda, su vehículo en esta dimensión. Luego se va.

En un par de minutos, Kaina ha regresado. Está muy cansada. Pide agua, aún con los ojos cerrados. “Dios le pague”, agradece mientras bebe, quitándose la pañoleta y batiéndose aire, soltándose del inmenso calor.

 

Texto e imagen: Leonardo Azarak

___

En este retrato hay una sola persona. No, no estás viendo doble ni son morochos. Si quieres conocer más acerca de esta obra fotográfica o del concepto de dobles, haz click, respectivamente.

Esta publicación es la quinta entrega de un proyecto que estoy llevando a cabo durante todo el 2016. La idea es publicar una semblanza semanal conformada por un retrato y un texto. El proyecto #MultidimensionalidadVenezolanaUnRetratoALaSemana pretende brindar una mirada llana sobre personas cuya realidad trasciende las fronteras de la materia y se hace mágica. Existen patrones comunes en una miríada de experiencias aparentemente disconexas, personas que no se conocen, pero que en verdad están profundamente vinculadas más allá de lo personal.

Quizá te interese saber más acerca de los talleres vivenciales  #CaminosCuánticos: “Activando tu Doble Energético”, que vengo realizando a lo largo del 2014, 2015 y 2016. Aquí puedes tener la experiencia de sanación y toma de conciencia necesaria para reconocer y comunicarte con ese doble cuántico que tú también tienes. Hemos estado compartiendo un montón de conocimiento vivencial a través de terapias, técnicas y ejercicios, gracias a lo vivido con esta obra fotográfica.

Déjame tu comentario en el blog. De verdad, me encantaría saber tu opinión. Puedes compartir o repostear citando la fuente.

Gracias de antemano.

Despertar los códigos del ADN

Ulises Santamaría - 2012

Ulises Santamaría (2012)

Una hernia discal dejó a Ulises Santamaría paralítico. Los médicos le dijeron que debía operarse, pero no le garantizaban un resultado óptimo luego de la operación, así que decidió no hacérsela. En su búsqueda, entendió que los problemas de columna tienen que ver con la falta de dinero y la autoestima. Todos los resentimientos generados por esas situaciones van directamente allí, a esa parte de la espalda. En aquel momento tenía profundos problemas económicos. No tenía un lugar para vivir. Estaba realmente sólo.

Fueron varios meses en cama, sin poder moverse y sin ayuda. Algo tan sencillo y natural como visitar el baño, podía ser una oprobiosa y dolorosa experiencia, arrastrando su esperanza en una larga ida y vuelta.

Como suele pasar, luego de la noche oscura del alma, llegó la luz. Un día, comenzó a escuchar una voz en su cabeza. Ya de niño había tenido alguna vivencia similar, pero en esta oportunidad, no tenía escapatoria ¿Qué era eso? Se manifestó su maestro, quien se identificó como Foredelk. Le dijo que vivía en Alción, el sol más brillante de la constelación de las Pléyades. Muchos años después entendió que ese maestro es su Yo Superior. Fue él quien comenzó a enviarle mensajes telepáticos para activar códigos específicos en su ADN humano.

Empezó a recordar y sanó.

En primer lugar, se recuperó absolutamente de la hernia discal. Esto lo realizó siguiendo las indicaciones de su guía, quien le invitaba a colocar las manos en posiciones específicas para que la energía fluyera bien a través de su cuerpo.

Comenzó a caminar con el asombro de quienes conocían su condición.

En segundo lugar, esa experiencia transformó su vida porque sistematizó dicha práctica, que llamó posteriormente Tempecume. Consiste en una serie de movimientos corporales que movilizan la energía, activan las glándulas endocrinas y los chakras, equilibran las emociones, aclaran la mente, y traen salud y bienestar al cuerpo. La palabra Tempecume proviene de: Técnicas de los Números en Movimientos para Evolucionar-Sanar Cuerpo, Mente y Emociones a fin de conectarlos con el Espíritu. Esta dinámica corporal tiene más de 20 años transmitiéndose en este planeta a través de Ulises, gracias a su maestro Foredelk.

Hoy en día, Santamaría es un hombre exitoso, un líder carismático y espiritual que transmite a muchas personas su interesante conocimiento y experiencia. Ha escrito dos libros: “Maestro Avioletado” y “El perdón ya no tiene razón de ser.” Además, se ha desempeñado en radio y televisión trabajando estos temas. Un grupo importante de personas participa en sus actividades desde hace muchos años. Existen en Venezuela casi 300 tempecumistas que practican semanalmente distribuidos en cuatro grupos: Caracas, Maracay, Valencia y Barquisimeto.

Él explica que haciendo estos movimientos “nos convertimos en una antena viviente y las energías entran en las células, permitiendo la sanación”. Se logra equilibrio en todos los niveles del ser porque se eleva la frecuencia vibracional a nivel atómico, permitiendo que se liberen las hormonas necesarias, generando paz mental y emocional.

Cada número, como se le llama a una serie de movimientos, podría compararse a la biodanza, la danza primal o a la tensegridad de Carlos Castaneda, en el sentido de ser expresiones del cuerpo que buscan el manejo y distribución de la energía, pero cada una de ellas, completamente distinta a la otra y ciertamente distinta del Tempecume. Puede rememorar al Tai Chi, al katá del Karate o el punse del Taekwondo, por el sentido coreográfico de movimientos largos, pero tampoco se acerca realmente al sentido de esta práctica.

¿Cómo es posible recibir desde otras dimensiones una información tan compleja como estas series de movimientos del cuerpo? Ulises explica que, antes de nacer, traemos en el ADN la información de lo que venimos a trabajar. Toda la memoria completa, sólo que desactivada. En su caso, su enseñanza estaba allí, y los mensajes telepáticos de su guía activaban ciertas partes del código genético, haciendo que el cuerpo recordara el movimiento. Luego, fue transmitiéndolo a otras personas. Toda la vivencia de su vida estaba planificada para realizar su misión.

Este mismo mecanismo de canalización y activación genética le ha servido para desarrollar las terapias de sanación llamadas Envoker, Endorvit y Rae. Por otro lado, durante los últimos años ha transmitido todo un cuerpo de conocimientos mediante cursos anuales de entrega mensual que ofrece en dos grupos, uno en Valencia y otro en Caracas. En el 2012 ofreció el Curso para la Reactivación de las 12 Cadenas del ADN. En el 2013 dictó el taller Creando los Bijsihafe, un método práctico para la evolución hacia el ser de luz. En el 2014, el Curso de Auto Sanación a través de la Pineal y su posterior reactivación. En 2015, Sellos Cerebrales-ADN-Pineal. Y en el 2016, Sanando Síndromes, liberando Karmas.

 

Texto e imagen: Leonardo Azarak

___

En este retrato hay una sola persona. No, no estás viendo doble ni son morochos. Si quieres conocer más acerca de esta obra fotográfica o del concepto de dobles, haz click, respectivamente.

Esta publicación es la cuarta entrega de un proyecto que estoy llevando a cabo durante todo el 2016. La idea es publicar una semblanza semanal conformada por un retrato y un texto. El proyecto #MultidimensionalidadVenezolanaUnRetratoALaSemana pretende brindar una mirada llana sobre personas cuya realidad trasciende las fronteras de la materia y se hace mágica. Existen patrones comunes en una miríada de experiencias aparentemente disconexas, personas que no se conocen, pero que en verdad están profundamente vinculadas más allá de lo personal.

Quizá te interese saber más acerca de los talleres vivenciales  #CaminosCuánticos: “Activando tu Doble Energético”, que vengo realizando a lo largo del 2014, 2015 y 2016. Aquí puedes tener la experiencia de sanación y toma de conciencia necesaria para reconocer y comunicarte con ese doble cuántico que tú también tienes. Hemos estado compartiendo un montón de conocimiento vivencial a través de terapias, técnicas y ejercicios, gracias a lo vivido con esta obra fotográfica.

Déjame tu comentario en el blog. De verdad, me encantaría saber tu opinión. Puedes compartir o repostear citando la fuente.

Gracias de antemano.

Antes del Big Bang

Fanny González - 2012

Fanny González (2012)

A la señora Fanny González le advierten en sueños sobre cosas que van a pasar. Siempre sucede por la mañana. “Yo me despierto y me quedo un rato más. En ese ratito que me quedo dormida, es que yo visiono. ”

En una oportunidad, “un señor de barba larga venía caminando hacia mi con su bastoncito. No le vi ninguna luz ni aureola ni nada, era un señor corriente. Me dijo «¿Miras esto?» Era un objeto parecido a un reloj de arena pero adentro tenía como una agüita. «Ya viene el temblor. Avísale a tu hermana Kenya.»”

El señor salió de donde estaba ella. Después de eso se volvió a quedar dormida y le pasaron la película de un terremoto. “Vi a dos muchachos jóvenes que se lanzaban desde un edificio y yo pensé que eran mis dos hijos varones porque nosotros vivíamos en un penthouse. Luego vi que se cerraba un ascensor con unos músicos y empecé a llorar y a gritar. Me desperté con angustia pensando que el terremoto sería acá en Venezuela.”

En la madrugada del 23 de diciembre de 1972, un fuerte terremoto causaba la muerte de casi 20 mil personas, y dejaba igual número de heridos en Manuagua, la capital de Nicaragua. Fanny entendió que la clave era su hermana. El anciano le había pedido que le advirtiera a ella, quien vivía en ese país. No lo hizo, pero afortunadamente, no se vio afectada.

En otros sueños le han avisado sobre la caída de las torres gemelas del WTC, dos terremotos en Italia, un terremoto en Chile y mucho más.

Fanny vio llegó al mundo en un hogar estricto y de buenas costumbres ubicado en Diriamba, una pequeña ciudad al oeste de Nicaragua. Desde su nacimiento, tiene tres marcas con forma de triángulo en la mano izquierda y un “7” en la mano derecha. Ella no sabe por qué, pero siente que esas figuras tienen que ver con la constelación de Andrómeda. Desde chiquita le atrajo lo esotérico. Veía espíritus atravesando las paredes, con vestidos largos, de usanza antigua. Nunca les vio la cabeza porque solía ser muy nerviosa. Tiene más de 40 años en Venezuela. Una hermosa y gran familia ha heredado en varias generaciones sus genes energéticos de luz, amor, curiosidad y búsqueda espiritual.

Su observación es profunda y acuciosa. Ella se ha dado cuenta que todo está hecho siguiendo un patrón. Nuestro cuerpo, los órganos, la piel, los dientes, todo en la naturaleza tiene una capa que lo protege, por ejemplo. Dice que los humanos tendemos a deteriorar todo eso con productos químicos, como la crema dental, que en vez de proteger, más bien debilita el esmalte. El sol, la tierra, todo está hecho con ese mismo patrón. A ella le encantaría escribir un libro o hacer un programa de TV con estas curiosidades humanas, como si fuera un extraterrestre que echa cuentos de una visita al planeta tierra

En una oportunidad, sus padres discutían sus puntos de vista en torno a la creación. ¿Cómo era posible que si Dios había creado todo canto existe, iba también a crear al Diablo? Ella, con apenas 10 años, intervino. “Fíjese cómo fue mamá. Eso fue antes del Big Bang. Lo que pasa es que había una parte gigantesca de oscuridad, y otra parte gigantesca de luz, como si todas las estrellas fueran una sola; y todo esto estaba separado por medio de la nada. Quizá luego se fueron juntando y con la presión salieron dos seres, uno de la luz y uno de la oscuridad.” La mirada atónita de su madre fue interrumpida por el grito de su papá “¡¿Estás viendo mujer?! ¡Esta niña es un cerebro!”

Tiempo después, su papá pegó un brinco al leer en el periódico acerca de la teoría del Big Bang y la explicación que habían formulado los científicos sobre la creación del Universo.

Era la misma.

 

 

Texto e imagen: Leonardo Azarak

___

En este retrato hay una sola persona. No, no estás viendo doble ni son morochos. Si quieres conocer más acerca de esta obra fotográfica o del concepto de dobles, haz click, respectivamente.

Esta publicación es la tercera entrega de un proyecto que estoy llevando a cabo durante todo el 2016. La idea es publicar una semblanza semanal conformada por un retrato y un texto. El proyecto #MultidimensionalidadVenezolanaUnRetratoALaSemana pretende brindar una mirada llana sobre personas cuya realidad trasciende las fronteras de la materia y se hace mágica. Existen patrones comunes en una miríada de experiencias aparentemente disconexas, personas que no se conocen, pero que en verdad están profundamente vinculadas más allá de lo personal.

Quizá te interese saber más acerca de los talleres vivenciales  #CaminosCuánticos: “Activando tu Doble Energético”, que vengo realizando a lo largo del 2014, 2015 y 2016. Aquí puedes tener la experiencia de sanación y toma de conciencia necesaria para reconocer y comunicarte con ese doble cuántico que tú también tienes. Hemos estado compartiendo un montón de conocimiento vivencial a través de terapias, técnicas y ejercicios, gracias a lo vivido con esta obra fotográfica.

Déjame tu comentario en el blog. De verdad, me encantaría saber tu opinión. Puedes compartir o repostear citando la fuente.

Gracias de antemano.

 

Agente R. Código: Amor Divino

Rosario La Rocca - 2011
Rosario La Rocca – 2011

Rosario La Rocca (2011)

 

“Soy como un médico celestial cósmico. En dónde me encuentre, puedo eliminar cosas negativas que tienen las personas. A veces, han venido a buscarme de otras latitudes del Universo para sanar a otros.”

En su mesa tiene los nombres de las personas por las que ora y pide sanación. Imágenes de santos, gurús y maestros ascendidos son su única compañía. Hay gente que le solicita, también por teléfono, que haga una plegaria por ellos. Él dice que para poder ayudar a alguien, debe pedirlo esa misma persona a un familiar.

El señor Rosario La Rocca vive en austeridad, pero con una profunda espiritualidad. Su mundo es infinitamente más grande en la energía que en la materia. Es un viajero incansable.

“En estos viajes me he encontrado con ciertos seres de la galaxia que me han encomendado misiones. Por ejemplo, recoger información de acá y llevarla a ellos, esos seres superiores. No sé de qué se trata. Son paquetes de energía que se alojan en mi cuerpo y que no son accesibles al cerebro humano. Me dijeron que se hace así para evitar que la fuerza negativa, los espías de la oscuridad, los tomen.”

A Rosario no le gusta que se refieran a él como guerrero, aunque le ha tocado en algunas oportunidades pelear con “el fulano de los cachos”. Así le llama. “Soy un servidor de la luz, del amor. Por la gracia de Dios no le tengo miedo a nada ni a nadie, en cualquier dimensión en que me encuentre.”

No le reprocha nada a esas fuerzas que le han propiciado varias batallas y le han ganado algunas. “Nosotros, gracias a la oscuridad, descubrimos la luz. Por la mentira, descubrimos la verdad.”

Le pregunté cómo hacía para viajar con tanta facilidad, porque yo siempre quise aprender a hacerlo. Me dijo que no era nada, que sólo cerraba los ojos. “De manera instantánea estás allá. No se aprende. Eso es así cuando estás en un punto equis de vibración. No se puede enseñar. A uno le dan ejercicios para ir evolucionando. Hay unos regentes directivos de la humanidad, tanto de la tierra como de otros planetas. Ellos te guían.”

En sus palabras, Rosario no hace mucha diferencia entre el mundo físico y esos mundos sutiles ¿Se trata de la ensoñación de los toltecas? ¿De viajes astrales? Seguir su conversación y no perderse, es una hazaña para mi pequeña mente limitada. Además, conectarse con su energía es una experiencia límite, algo casi fuera de lo humano. Yo suelo sudar mucho en sus conversaciones. El calor se hace anormal. Mucho tiempo después entendí que esto es así porque él maneja niveles vibratorios muy altos.

“Una vez una persona me amenazó de muerte. Pasó un tiempo y esa persona tuvo un accidente. Estaba cosechando frutas y se cayó de un árbol. Se fue de cabeza al piso, se le rompieron dos costillas, un pulmón. Se destrozó. Bueno. Uno de los hijos me pidió: Hermano Rosario, por favor, sánalo, ayúdalo.” Yo oré a Dios, le pregunté qué era necesario de mi parte para salvar al señor. Le pedí que me llevara a mi para quitar el sufrimiento de esa familia. Es una cosa de humanidad. Si uno puede transmitir todo el Amor Divino que Dios le ha dado, es algo muy fuerte. Esa persona que me amenazó y que después ayudé, me permitió sentir y transmitir tanto Amor Divino que casi me desintegro ¡En serio! Yo estaba en el piso.” ¿Estaba describiéndome Rosario un estado de bienaventuranza o éxtasis místico?

¿Qué es para usted el Amor Divino? Le pregunté. “Es la esencia espiritual de Dios. Es Dios. La luz. Es una energía que penetra todas las cosas. El mundo, las personas, las paredes están llenas de la energía de Dios que está en todo. El cosmos. La energía que mantiene unido todo. El infinito.”

 

Texto e imagen: Leonardo Azarak

___

En este retrato hay una sola persona. No, no estás viendo doble ni son morochos. Si quieres conocer más acerca de esta obra fotográfica o del concepto de dobles, haz click, respectivamente.

Esta publicación es la segunda entrega de un proyecto que estoy llevando a cabo durante todo el 2016. La idea es publicar una semblanza semanal conformada por un retrato y un texto. El proyecto #MultidimensionalidadVenezolanaUnRetratoALaSemana pretende brindar una mirada llana sobre personas cuya realidad trasciende las fronteras de la materia y se hace mágica. Existen patrones comunes en una miríada de experiencias aparentemente disconexas, personas que no se conocen, pero que en verdad están profundamente vinculadas más allá de lo personal.

Quizá te interese saber más acerca de los talleres vivenciales  #CaminosCuánticos: “Activando tu Doble Energético”, que vengo realizando a lo largo del 2014, 2015 y 2016. Aquí puedes tener la experiencia de sanación y toma de conciencia necesaria para reconocer y comunicarte con ese doble cuántico que tú también tienes. Hemos estado compartiendo un montón de conocimiento vivencial a través de terapias, técnicas y ejercicios, gracias a lo vivido con esta obra fotográfica.

Déjame tu comentario en el blog. De verdad, me encantaría saber tu opinión. Puedes compartir o repostear citando la fuente.

Gracias de antemano.

 

El otro Nicodemo

Iván Naranjo (2012)
Iván Naranjo – 2012

Iván Naranjo (2012)

 

“Mi problema siempre fue el ver. Yo peleé mucho conmigo mismo porque quería ver, tener visiones, y no veía nada.” Iván Naranjo no se refería a la visión natural de cualquier persona. Él quería ver otros mundos, otras realidades, pero no podía.

Uno entiende el amor a sus libros antiguos, códigos, jeroglíficos y piedras, con cada detalle en la casa de Iván. Naturaleza viva, cuarzos, geometría sagrada, antigüedades, botellas, madera y gres. Curioso autodidacta para todo, quiso estudiar arquitectura, pero terminó titulándose en Administración de Empresas. No le hacía falta, uno opina, cuando se entera que su hogar, y toda la magia alrededor, la ha hecho él mismo. Fascinante. Lo de ser artista fue un sueño que decidió cumplir el día en que cortó de plano con el mundo de oficina en el que estuvo encerrado varios años.

Llegó a ser muy escéptico, pero dormían en él miles de secretos sagrados junto a una pasión por los símbolos y la geometría. Estudios en diversas técnicas le dieron forma a un estilo que ha vendido muy bien en ferias artesanales de Caracas. Alguien una vez le sugirió elaborar piezas con intención autoral, más grandes, y le hizo caso.

Luego de varias exposiciones individuales en galerías y un empleo en un espacio de arte en el Hatillo, comenzó su viaje iniciático; el viaje hacia adentro. Hizo el camino del artista que se lanza al misterio, hacia la consecución de una obra. Conceptualizó la creación de una serie de esculturas sobre arquetipos ancestrales. Sabía que serían doce piezas, sólo eso. Y comenzó a trabajar.

Paralelamente, junto a su terapeuta, vidente y experta en regresiones, hizo el proceso interno. Ella podía ver los otros planos cuando él no. Le comentó mucho antes de todo: “Ese trabajo se va a exponer afuera. Tiene códigos de sanación importantes”. Y así fue. Se presentó en Perú en el 2007. “La búsqueda es hacia adentro. El camino es hacia adentro” dice Iván luego de haberlo recorrido, claro, pero en aquel momento no entendía cómo hacerlo.

Cada Códice que terminaba, así llamó a las esculturas, lo dejaba más liviano. Luego lo colgaba en una pared de su casa. Se daba cuenta cómo las personas que veían esas piezas de metro y medio de alto, se conectaban de una forma especial. Habían energías vinculadas a los arquetipos que él mismo no manejaba conscientemente, pero que estaban allí y eran transmitidas a las personas.

En una oportunidad, prestó su casa a unos amigos para una reunión. Una bailarina que hacía una performance, tropezó una pieza y esta cayó al piso, rompiéndose. El nombre de la pieza era Nicodemo ¿Cómo puede sentirse un artista que dura meses para hacer una obra mientras la ve caer lentamente hacia la destrucción? Rabia. Frustración. Rechazo. No la quería más. Decidió desmembrar la pieza y utilizar sus partes en otros proyectos.

“No puedes hacer eso. Tu has matado a este hombre. Lo has encerrado en un ataúd. Debes resolver eso o nada funcionará. Cierra el ciclo”. Lo detuvo tajantemente su terapeuta.

No podía entender.

Pasaron meses sin querer abordar el asunto hasta que un día decidió meter a Nicodemo en el quirófano. Lo desmembró, ciertamente, a martillazos. Lo volvió a construir. Esta vez, sin sus limitaciones previas, sin las estructuras con las que lo había atado la primera vez.

Se dejó llevar.

“Así eres, así te he visto”, fue lo que dijo cuando lo terminó, pero no sabía por qué.

En su siguiente cita, su maestra espiritual le dijo al llegar: “Tengo algo para ti” y le mostró una imagen que no había visto nunca, o por lo menos no en esta vida. Quedó sin aliento. Nicodemo, esa escultura de madera que había vuelto a nacer con geometría sagrada y símbolos egipcios, tenía una hermana gemela de cuatro mil años de edad en el templo de Abydos en Egipto. Era exactamente igual ¿Cómo pudo ser?

Iván tuvo que abandonar el escepticismo y aprender a creer ciegamente, como el otro Nicodemo, el maestro fariseo que estuvo con Jesús de Nazareth y también creyó en él. “Entendí que uno forma parte de un plan, que es guiado. Te van llevando. Luego de eso, empecé mi trabajo más formal y asumí mi compromiso espiritual.”

“Comencé a ver.”

 

Texto e imagen: Leonardo Azarak

___

En este retrato hay una sola persona. No, no estás viendo doble ni son morochos. Si quieres conocer más acerca de esta obra fotográfica o del concepto de dobles, haz click, respectivamente.

Esta publicación es la primera entrega de un proyecto que estoy llevando a cabo durante todo el 2016. La idea es publicar una semblanza semanal conformada por un retrato y un texto. El proyecto #MultidimensionalidadVenezolanaUnRetratoALaSemana pretende brindar una mirada llana sobre personas cuya realidad trasciende las fronteras de la materia y se hace mágica. Existen patrones comunes en una miríada de experiencias aparentemente disconexas, personas que no se conocen, pero que en verdad están profundamente vinculadas más allá de lo personal.

Quizá te interese saber más acerca de los talleres vivenciales  #CaminosCuánticos: “Activando tu Doble Energético”, que vengo realizando a lo largo del 2014, 2015 y 2016. Aquí puedes tener la experiencia de sanación y toma de conciencia necesaria para reconocer y comunicarte con ese doble cuántico que tú también tienes. Hemos estado compartiendo un montón de conocimiento vivencial a través de terapias, técnicas y ejercicios, gracias a lo vivido con esta obra fotográfica.

Déjame tu comentario en el blog. De verdad, me encantaría saber tu opinión. Puedes compartir o repostear citando la fuente.

Gracias de antemano.